Hacemos chocolates deliciosos e increíblemente maravillosos.


Cada bocado está lleno de alegría y viene de la pasión que sentimos por lo que hacemos. Para nosotros, es mucho más que chocolate. Se trata de la tierra, de nuestra historia, la gente, la dedicación y las relaciones interconectadas que nos unen a todos.
Es por eso que cuando fundamos Oden Chocolates en el 2005, quisimos hacer algo para marcar la diferencia, hacer productos innovadores que lleven nuestro sello.

Hemos trabajado incansablemente para que este proyecto salga adelante, materializando todo lo que tenemos en nuestra imaginación y compartiendo nuestra pasión con todo el mundo.

En enero de 2005, nuestro sueño se hizo realidad. En nuestro taller de trabajo, comenzamos elaborando pequeñas partidas de productos para otras chocolaterías importantes de Santiago, participamos en ferias y exposiciones donde tuvimos una vitrina y primer feedback con nuestros primeros clientes finales, esto fue una etapa de formación y aprendizaje muy importante. 

En el 2008 participamos en nuestro primer proyecto Aplica Diseño, de Corfo y Duoc, donde tuvimos nuestro primer sitio web, comenzamos con nuevos clientes, empresas y ventas online. aumentamos nuestra producción ya que cada vez teníamos mayor cantidad de pedidos, esto fue un gran desafío así cumplir con  los tiempos de entrega. Posteriormente, en el 2012, participamos de una misión tecnológica de Corfo, donde visitamos chocolaterías y las tendencias de ese momento en ciudades de Ottawa, Barcelona, Brujas y Colonia. En el 2013, 2014 y 2018 nos adjudicamos fondos concursantes, Sercotec  y Corfo, y esto nos dio el empuje y apoyo para seguir adelante; En estar etapa nos pusimos como desafío en innovar en nuestro proceso productivo, adquirimos nueva tecnología e incorporamos nuevas técnicas de elaboración y decoración, siempre teniendo como principal objetivo desarrollar chocolates de categoría mundial.

Para nosotros, el chocolate no es solo un producto, es un viaje que comienza en América con los olmecas y toltecas, donde cosecharon y consumieron el XOCOLALT. Luego los Aztecas lo utilizaron como medio de pago y lo consumían con agua, ají y/o albahaca, y lo llamaban el alimento de los dioses. Aunque Colón presento el cacao ante La Corona española, la oportunidad tuvo que ser Hernán Cortés que lo llevo por segunda vez al viejo continente, así los europeos tuvieron conocimiento del “Árbol de la vida en el paraíso” y sus frutos “Cacao del sol”. Los españoles se entusiasmaron con la nueva bebida, la cual no quebrantaba el ayuno según la iglesia y se podía tomar a toda hora, se convirtió así la el primer alimento del día, lo preparaban con agua recién hervida y lo consumían espumoso.

De ahí se expandió a Francia y a toda Europa, llegando a las grandes fiestas. Después de un siglo en Londres había salones de chocolate, donde la gente se reunía a tomar chocolate caliente. A los 200 años desde el encuentro de Cortés con Moctezuma, los suizos construyeron las primeras fabricas de chocolate  y nació el popular chocolate con leche, desde ahí hubo una expansión en la utilización de este producto, y es solo por esta razón que se asocia el buen chocolate con Suiza

En la segunda guerra mundial, hubo contrabando de chocolate y nacieron nuevas empresas que a partir del cacao comenzaron a fabricar chocolate, los Belgas tenían algo que decir y aquí es donde hubo un refinamiento del chocolate, en ese entonces ya habían plantaciones de cacao en África, que eran de dominio europeo. Hoy en día sigue siendo un alimento apetecido, el chocolate es el rey de los dulces y a veces da la impresión de que no pertenece a este genero, sino a un producto único, inigualable, por toda su historia.

En nuestra elaboración solo utilizamos chocolate real de origen Belga, este es un chocolate de gran calidad, aroma y sabor. Cada aspecto de nuestro proceso de fabricación es controlado por nosotros. Eso significa que podemos garantizar cada paso, y cada ingrediente. Nos esforzamos por un producto de alta calidad.

Arraigado en la pasión. Cimentado en creencias. Prácticando esto todos los días.

Todo eso es lo que hace Oden Chocolates.